• CoworkBees

El nuevo paradigma de trabajo tras el covid-19: perspectivas aún más brillantes para los Coworking

Actualizado: jun 19


¿Has desarrollado tu estrategia para manejar esta crisis?

¿Has tomado las medidas de seguridad para tu espacio?

Si aún estas despistado, descarga nuestra guía e infografía.

Si todo está listo, ahora tienes que preocuparte de aprovechar y anticipar nuevas oportunidades que creemos están germinando o vemos surgiendo.


A corto plazo – Sé oportunista

Adapta tu propuesta de valor


Tu tasa de ocupación es el primer criterio de tu rentabilidad.


Así que ofrece más servicios por el mismo precio a tus coworkers con mejoras temporales como salas de reunión disponibles de forma gratuita.


Propón descuentos directos en servicios remotos como la domiciliación postal y fiscal, o pruebas gratis de un(os) mes(es).

No solo demostrarás tu solidaridad con autónomos y emprendedores, sino que atraerás potencialmente a nuevos miembros.

Al fin y al cabo, mejor tener ingresos reducidos que solo gastos 😉

Atrae a teletrabajadores


Mientras el confinamiento ha acelerado el teletrabajo, también ha puesto de manifiesto que hay muchos profesionales que no tienen un lugar dedicado o tranquilo en su casa o una línea de internet adecuada para poder trabajar con normalidad.

Además, para evitar el riesgo de contagio y por limitación del aforo en los edificios, algunas empresas se plantean deslocalizar en su alrededor o dividir parte(s) de su plantilla en centros de trabajo alternativos.


Tu espacio de coworking lo tiene todo para dar soluciones a esta nueva situación problemática: ofrecer a empresas la opción de alquilar puestos de coworking con todos los servicios incluidos para aquellos teletrabajadores con esas dificultades o como espacio de trabajo alternativo.


Ofrece nuevos servicios


Son muchos también los que no saben resolver problemas tecnológicos y a quien les vendría bien un soporte online tan sencillo como manejar Excel, o cambiar de idioma en su teclado…


Los espacios pueden ofrecer un asistente o secretaria virtual para dar soporte a los teletrabajadores tanto como darles consejos y buenas prácticas para trabajar en remoto.


Capitaliza tu comunidad virtual


Tu espacio es mucho más que una excelente ubicación, servicios de primera, flexibilidad, reducción de gastos y diseño bonito. Tu comunidad de coworkers, las relaciones y las interacciones entre ellos son tus diferenciadores clave… Interconectar a tu comunidad es aún más crítico con el distanciamiento físico.


Muchos lo entienden y han incrementado exponencialmente sus actuaciones en este sentido durante el confinamiento, proporcionando eventos, webinars y cursos online, para no solo ayudar a sus miembros sino para conectarles entre sí y con el espacio.


Asimismo, para apoyar los proyectos y negocios de sus coworkers, unos cuantos espacios de coworking van más allá y facilitan información sobre servicios de apoyo externo.

De hecho, tener una estructura de apoyo es crucial para las pymes, los autónomos y otros emprendedores. Para muchos de ellos, al estar aislados no encuentran fácilmente una solución a sus necesidades o a sus dudas.


Con tu comunidad virtual, puedes conectarles a un mundo de confianza, normalmente difícil de acceso.

Este apoyo intangible da un valor excepcional a tu coworking, creando un vínculo emocional y generando valor añadido fuertemente asociado a mayor rendimiento y éxito. Más allá de la construcción de relaciones, un sentido de comunidad fomentado por tu espacio en la cual cada uno se ayuda mutuamente crea un ecosistema único.


A medio plazo – Un mayor protagonismo

Las tendencias a corto plazo están para quedarse. ¡Aprovéchalas!


Teletrabajo


Además de la problemática a corto plazo de tener espacio y tecnología adecuados en casa para trabajar, muchos teletrabajadores, más cómodos con el trabajo remoto que antes de la crisis, están cansados de quedarse en casa. No ven factible seguir teletrabajando permanentemente sin cambiar de lugar, sin tener una clara dicotomía entre vida privada y vida profesional.


Nuevos centros de trabajo


Hasta ahora, las grandes empresas se planteaban espacios alternativos principalmente en tema de Plan de Continuidad de Actividad (BCP en inglés), con carácter de ocurrencia más que mínima; pues, una inversión obligatoria con una necesidad poco probable.


Ahora, están integrando el hecho de que sus empleados no necesitan estar físicamente en la misma ubicación para ser productivos y comunicarse con sus compañeros como si estuvieran en un mismo lugar.

Eso genera dos consecuencias mayores: una revisión de su política de lugar de trabajo y de su política de recursos humanos, abriéndose a los trabajadores remotos para proyectos a pedido o necesidades puntuales o específicas.


Por lo tanto, están cambiando su chip inmobiliario y se plantean centros de trabajos alternativos de verdad, para nada temporales como los de BCP. Esas empresas no solo buscan ayudar a sus teletrabajadores como hemos visto antes, sino también reducir la densificación de sus oficinas, tanto como para evitar potenciales interrupciones futuras y responder a las necesidades de reunir físicamente equipos de proyectos en método ágil en un mismo lugar. Todo eso, ahorrando gastos, incrementando la satisfacción de sus empleados, y ajustándose a cualquier nueva situación con mayor rapidez.

Además, según su ubicación, tu espacio de coworking puede también minimizar los desplazamientos de esos trabajadores.


Talentos


Abrirse al mundo de los trabajadores remotos permite a las empresas contratar a los mejores talentos con pocos límites geográficos, flexibilizar su activo humano, al tiempo que evita los problemas y gastos asociados con oficinas y contratación.

Dando acceso a este banco de talento, a través de tu comunidad, proporcionará a tu espacio una palanca increíble adicional para atraer a esas empresas.


El capital humano


Sin ninguna duda, la comunidad de tu coworking no es solo un diferenciador durante el confinamiento, sino que es aún más clave para la recuperación.


Todos hemos vivido esta situación en la cual vas a un espacio de coworking, trabajas por lo tuyo sin levantar cabeza, apenas hablas con tus vecinos de mesa, quizás charlas de todo y de nada en la máquina de café, terminas tu día y te vas a casa. Desgraciadamente eso es lo más típico. Por tanto, sí, hay gente, pero para nada tal sello de “comunidad”; no es comunidad de verdad, no es colaboración.


Una comunidad es “un conjunto o asociación de personas o entidades con intereses, propiedades u objetivos comunes”. Entonces, cuando un nuevo miembro se une con la esperanza de que alguien le ayude a construir o desarrollar su proyecto, puede quedar muy decepcionado con tales espacios.


Para recuperarse de la crisis, los freelances, los empresarios y el mundo laboral en general van a necesitar conexiones locales más que nunca. Tu comunidad y su fortaleza serán un ingrediente esencial para ayudar a las personas a reconectarse, construir nuevas redes y apoyarse mutuamente.


Muchos espacios “venden” tener una comunidad. Sin embargo, la mayoría se limita a ofrecer un directorio online de poca ayuda. En cambio, si pones de manifiesto la singularidad y el dinamismo de tu comunidad a través de una herramienta digital eficaz como nuestra plataforma, esa es la fórmula ganadora para atraer a los miembros que tienen hambre de apoyo, de colaboración, y de una comunidad de expertos fiables. Eso hará que tu comunidad aparezca como un beneficio más tangible y real, te destacarás de la multitud.


Un motor económico local


Se habla mucho del replanteamiento de muchos trabajadores de dejar las grandes ciudades e irse “al campo”, unas de las consecuencias del confinamiento fomentada por la posibilidad mucho más normal de teletrabajar. Por lo tanto y para nada no menos importante, en regiones suburbanas y rurales, estas tendencias están ampliando considerablemente la base de usuarios potenciales para los espacios de coworking.

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • LinkedIn
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

©2020 - CoworkBees S.L.

Madrid, Spain