• CoworkBees

Afterwork en el sector del coworking

Actualizado: may 8


El afterwork, un anglicismo que define las actividades de socializar con tus compañeros de trabajo tras acabar la jornada laboral es una moda anglosajona que ya lleva varios años en nuestro país. Tanto en empresas como en coworkings, el afterwork suele consistir en unas cervezas al salir del trabajo, disfrutando de una conversación distendida fuera del contexto profesional. En las empresas es una manera de potenciar las sinergias entre los trabajadores y fortalecer los vínculos de equipo. No obstante, en los coworkings está percibido diferentemente.


La mayoría de los coworkings buscan organizar actividades para sus miembros, de manera que puedan aportarles un valor más allá del alquiler del espacio. El objetivo es favorecer el networking, permitiéndoles estrechar relaciones, encontrar oportunidades laborales y de colaboración, o simplemente conocer gente nueva que pueda formar parte de su red de contactos profesionales. Sin embargo, esos afterwork no suelen tener mucho éxito a lo largo del tiempo.


En el mundo corporativo, los afterwork tienen la función de conseguir que los compañeros de trabajo se conozcan mejor entre ellos. No obstante, Sin embargo, en los coworkings, son más bien percibidos como una carga porque estos espacios son erróneamente apreciados solo como un medio flexible y de gastos reducidos, y no como una fantástica oportunidad para encontrar y compartir con colegas. Muchos dueños de coworking lo dicen: los afterwork no funcionan como se espera, ya que a la gente le cuesta acudir.


¿Combinar placer y negocios?


El coworking en Europa a menudo sigue siendo

visto como una oficina flexible y más barata, cuando podría ir mucho más allá del ahorro. En este sentido, para muchos coworkers, cuando llega la hora de salir, son de los que lo dejan todo y se olvidan hasta el día siguiente. Después de todo, es normal que quieran ir a casa a pasar tiempo con sus hijos, con sus parejas, con sus amigos, etc. Por eso se quedan en la oficina el mínimo tiempo necesario.


Además, los eventos de networking que se asimilan al ocio no tienen interés para muchos de estos trabajadores por una cuestión cultural. En sociedades en las que el ocio juega un importante papel, no existe la cultura de mezclarlo con el trabajo. La gran mayoría de los trabajadores hacen una distinción muy clara de lo que es tiempo de trabajo y lo que es tiempo de pasarlo bien, y no están acostumbrados a combinar estos espacios de tiempo. De ahí que cuando se convoca un afterwork, muchos se apuntarán, pero al final no vendrán.


Los eventos son una parte vital en todo espacio de trabajo colaborativo. La existencia de comunidades hace necesario la organización de actividades para crear vínculos entre los miembros y compartir conocimientos y experiencias, generando potencialmente nuevos proyectos o mejoras de los ya existentes. Potenciar las sinergias en un coworking es parte de su gran valor añadido, por lo que hay que conseguir que la gente asista a los eventos, entre otros. ¿Es posible? Sí.

Un más profesional


Por experiencia, hemos visto cómo los desayunos de bienestar solo han atraído a unas pocas personas, mientras que los desayunos informativos sobre el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) han llenado la sala. Esto muestra que, por regla general, los coworkers están dispuestos a asistir a los eventos si estos les aportan algo a nivel profesional.


Una actividad que les permita evolucionar profesionalmente, expandir su proyecto y establecer sinergias siempre será un éxito de asistencia, ofreciendo oportunidades reales para establecer contactos. La creación de redes en este tipo de evento es mucho más natural porque no es forzada, porque hay un "take & give". Reúnen a profesionales que comparten la misma sed de información y aprendizaje, y que, por lo tanto, pueden entrar en contacto y, por qué no, que desemboque en una colaboración.


La plataforma Coworkbees traslada este mismo proceso al mundo digital, poniendo en contacto a personas que tienen un interés común, permitiéndoles ir al grano para crecer profesionalmente y encontrar sinergias en su coworking. La comunidad en un coworking es como un pueblo, todos se conocen, todos ganan, todos se apoyan, todos podrán encontrar a alguien que los ayude. La comunidad, el equipo, el afterwork no tienen que ser por obligación sino porque la gente se aprecia tanto que quieren hacerlo en persona y voluntariamente.

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • LinkedIn
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

©2020 - CoworkBees S.L.

Madrid, Spain